Nieves Segovia: “El Covid ha hecho que nos demos cuenta de que las escuelas no son sólo lugares para aprender, sino para ser”

La presidenta de la Institución Educativa SEK ha participado en La educación que viene: más digital y personalizada, organizado por EL MUNDO y la Fundación Telefónica. «La educación del futuro será más personal, única, individual y mucho más humana. Y aunque parezca paradójico, para lograrlo necesitamos a la tecnología», ha afirmado durante su intervención.

En esta mesa redonda, moderada por la periodista de educación Olga R. Sanmartín, ha participado también Alejandro Tiana, secretario de Estado de Educación, que inauguró el encuentro recordando el valor de la presencialidad y que “el contacto interpersonal es irrenunciable”. En esta línea se pronunció también Carlos Magro, presidente de la Asociación Educación Abierta y miembro del Think-Action Tank de la Institución Educativa SEK, que defendió escuelas que no se dejen llevar por “la sociedad de impulso”, y que imparta metodologías innovadoras que estén bien aplicadas. “La tecnología tiene que ser justa e inclusiva. No se trata de innovar por innovar”, añadió Luis Miguel Olivas, director de Empleabilidad e Innovación Educativa de la Fundación Telefónica y director de Campus 42.

La principal conclusión de este encuentro fue que la tecnología y el humanismo, también en educación, deben ir de la manoMarc Vidal, divulgador tecnológico, defendió una educación basada en el desarrollo de competencias que preparen a los estudiantes a desenvolverse en el mercado laboral que, en 2040, será muy distinto al de ahora. “¿Acaso alguien se imaginaba en el año 2000 que en el 2020 existiría el puesto de community manager?” y confesó que a los padres que le preguntan siempre les recomienda que sus hijos “lean a Dylan Thomas y que estudien Filosofía.”

Por su parte, Marta Pérez Dorao, presidenta de Inspiring Girls España, defendió la necesidad de combinar el desarrollo de habilidades y competencias de niños y niñas, pero siempre utilizando la memoria ya que “se debe entrenar como si fuera un músculo, porque se están encontrando carencias».

En esencia, en este espacio de reflexión se compartieron ideas sobre los aprendizajes que la pandemia ha dejado en este “laboratorio de experiencias” que las instituciones educativas han vivido en este último año, según Nieves Segovia.

Los comentarios están cerrados.